Córdoba, una ciudad donde grabar cine porno

A veces hay que alucinar con la hipocresía de la gente, que dice que le encantan las escenas de sexo en público, pero que sin embargo se llevan las manos a la cabeza si ven que las están grabando en plena calle, en las ciudades más concurridas de nuestras geografía, como Barcelona y más recientemente Madrid. Que digo yo que a lo mejor no se les ha ocurrido que no hay otra manera de hacerlo, ni modo que se monten un escenario emulando los paisajes urbanos; aunque bueno, quizá habría que discutir un poco la forma de hacerlo, pero eso ya es otra cuestión que veremos otro día.

Yo, por mi parte, que vivo en la ciudad de Córdoba, y soy aficionado, a un punto de ser adicto, a los videos porno, reconozco que no me importaría para nada encontrarme en medio de la plaza con una grabación de cine para adultos. Si las han hecho, yo no lo he sabido, y eso que siempre intento estar pendiente de estas cosas, pero nada, no he tenido la suerte de toparme con nada de esto, como otros convecinos de nuestra península. Y me pregunto: ¿acaso es que mi ciudad no cumple las condiciones, o no merece el honor de ser el escenario de una película porno?

Hombre, no me diréis que faltan escenarios, y eso que poder andar follando con bellas actrices por todo ellos debe ser un lujo. De hecho, no creo que haya mejor publicidad para mi ciudad, sus calles y monumentos que eso de salir en primicia como el mejor picadero de toda España: un lujo poder tener sexo entre tanta historia, tradiciones y hermosos edificios. A veces, cuando recorro algunas callejas del casco antiguo, donde más de una vez yo mismo he tenido mis más y mis menos con alguna novieta salidilla (vamos, en plan aquí te pillo aquí te mato), pienso que si yo le ha pasado tan bien en plan amateur, seguro que los profesionales podrían montárselo mucho mejor, haciendo que no sólo el escenario fuera inmejorable, sino que además sus protagonistas mejoraran mucho mi actuación. De hecho, sería guay que hicieran un casting porno antes, por si acaso yo mismo pudiera tener aptitudes, jeje…

Espero que algún visionario del cine X de este país lea este post, y coja la idea al vuelo para ponerla en práctica. Yo, por de pronto, iré dando ideas para algunas escenas, que uno se conoce su ciudad; y habría que ver cómo sentaría a los habitantes de Córdoba eso de encontrarse un rodaje porno en pleno centro de la ciudad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *